Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Compras vergonzosas por internet

Existen muchas plataformas populares que podemos encontrar por internet y nos facilita esas compras que muchas veces deseamos no hacer en público. Plataformas como Amazon y Ebay nos brinda la oportunidad de obtener objetos de todos los gustos donde también se puede encontrar artículos inusuales y peculiares.

Pero ¿Cómo comprar por internet cosas que dan vergüenza? Inventos excéntricos que han sido creados en la otra parte del mundo y  gracias a un Ebay chino pueden obtenerse solo a través de un clic.

Desde cosas sin sentidos e inventos extraños hasta juguetes sexuales podrían llegar a ser el tabú de comprar por internet cosas que dan vergüenza.

5 compras verdaderamente vergonzosas

  1. Laxantes, supositorios y cualquier cosa relacionada con nuestro aparato digestivo.

Es obvio que estamos dejando en claro que tenemos un problema con nuestro querido aparato digestivo, ya sea por usarlo mucho o por no usarlo en lo absoluto.

  1. Algunos libros que detallan las mejores posiciones del Kamasutra.

Sin duda alguna es un poco vergonzoso hacer un pedido de este tipo ya que deja mucho de qué hablar.

  1. Crema para las hemorroides

Si es vergonzoso hacerlo por internet, no imaginarás cuanto más será hacerlo en público.

  1. Champú anti-piojos

Si el hecho de tener piojos suena aterrador, resulta mucho peor tener que hacer pedidos para eliminarlos.

  1. Cinta adhesiva y cuerdas.

El escuchar estas dos palabras juntas solo podemos llegar a la conclusión de algo:

Alguien ha estado viendo al Señor Grey y quiere una escena muy erótica.

¿Compras en físico o por internet?

Las ventajas que se obtiene al comprar por internet cosas que dan vergüenza realmente son muchas, una de ellas es que evitamos la burla y la vergüenza directa de ir al lugar donde se encuentra lo que necesitamos ¡Una gran ventaja! Pues soportar los comentarios y miradas incomodas es algo que  a nadie le agrada.

Una de las desventajas de comprar por internet es que muchas veces nuestros pedidos son un total engaño y una total decepción ya que cuando nos llega nuestro más deseado tesoro no es ni la mitad de lo que aparecía en la publicidad y mucho menos lo que imaginábamos en nuestras mentes.

Muchas veces es un riesgo, otras, simplemente es la oportunidad perfecta que tenemos para obtener lo que queremos sin necesidad de un bochorno en público.

Y tú ¿Te has atrevido hacer este tipo de compras?

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies