Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Pasar la navidad en el desguace

A nadie le apasiona la idea de pasar la navidad en un desguace pero es lo que nos ha tocado, sobre todo cuando llevas años buscando entre los despieces de coches la única pieza que te falta para que el coche que te dejó tu abuelo antes de morir funcione. Es un coche viejo y destartalado, pero tu abuelo lo dejó muy claro, era para ti y quería que lo condujeses todo lo que pudieras y vas a intentar por todos los medios conseguirlo.

Desgraciadamente en estas fechas son en las que más coches llegan a los desguaces, por desgracia los accidentes son habituales en las fechas navideñas ya que somos muchos los que nos desplazamos al pueblo o volvemos a casa para celebrar las fiestas con la familia. Algunas de estas personas no llegan a casa, desafortunadamente hay accidentes a diario y algunos son muy graves.

Estoy conectado con el desguace permanentemente para poder encontrar esa pieza de motor de segunda mano que te hace falta para el arreglo del coche de tu abuelo. No es sencillo, sobre todo cuando des llegar al desguace esos coches reventados, los coches destrozados, coches que antes de estar ahí iban ocupados por personas y piensas en ellas y en lo que habrá sido de ellas y se te hace un nudo en la garganta por lo que les ha podido pasar. Lo que es bueno para unos, es malo para otros. He oído que al año mueren alrededor de mil trescientas personas en accidentes de tráfico o en situaciones que tienen que ver con la circulación. Una cifra demasiado alta para la vida que vivimos, para la era en la que estamos de los avances tecnológicos y de las novedades en la locomoción, parece un poco irreal que todavía muramos en las carreteras, pero claro, los coches cada vez son más seguros, pero corren mas, los hacen casi sin limitaciones, algunos deberían de estar prohibidos si sumamos a esto que algunos de nosotros no tenemos ningún respeto por la vida humana pues blanco y en botella, accidente al canto y luego vienen las lamentaciones y las lagrimas y los procesos judiciales.

Lo único que tenemos que hacer para bajar esta cantidad ten desorbitada es ser conscientes de que cada vez que cogemos el coche ponemos en riesgo nuestra vida y la de los demás. Debemos de ser más prudentes.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies